Ordenaciones: Presbítero y Diáconos

Ordenaciones: Presbítero y Diáconos
Tu Palabra me da Vida

 
 
00:00 / 1:03:55
 
1X
 

Con gran alegría, siendo un verdadero regalo de Navidad, para toda la humanidad en general y para la Diócesis de Escuintla en particular, el sábado 21 de diciembre 2019, recibieron el Sacramento del Orden Sacerdotal, en tercer grado, Gerson Barrios, Dexther Elías y Mario Jolón y en segundo grado el hasta ahora diácono Edgar Pablo.

Desde muy temprana hora, el equipo de Liturgia de la Catedral de Escuintla, empezó a organizar todos los elementos necesarios para que el obispo pudiera realizar el rito de la ordenación, preparando a punto todos los objetos sagrados que se usan en la celebración. En el Pontifical Romano, preparado para la celebración, el obispo usó el correspondiente cuando se ordena a presbíteros y diáconos simultáneamente.

Por el número de candidatos y por ser dos grados distintos del Orden, se tenía previsto que la duración de la Santa Misa se extendiera por tres horas, tal y como sucedió. Sin embargo, con esta celebración tan esperada, ni el tiempo, ni los treinta y cuatro grados centígrados de temperatura, se sintieron por la inmensa alegría que contagiaba a los más de mil asistentes congregados.

A las ocho de la mañana llegaron los primeros buses que traían a los fieles católicos que desde Chimaltenango, venían con familiares y amigos que acompañaron al diácono Edgar Pablo, en su ordenación como presbítero. Un poco más tarde llegaron familiares y parroquianos de los candidatos a diáconos, que desde sus parroquias salieron, con la alegría de acompañar a los nuevos consagrados, en el momento de su ordenación.

Principalmente asistieron de la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, acompañando a Dexther Elías y a Gerson Barrios y de la comunidad San Andrés Osuna de la Parroquia Santa Catalina de Alejandría que acompañaron a Mario Jolón.

La Santa Misa inició con la procesión, que se extendió por diez minutos, debido a la gran cantidad de seminaristas y presbíteros que acompañaron al obispo en la celebración. Además de todo el clero de la Diócesis de Escuintla, también habían sacerdotes invitados de la Diócesis de Sololá-Chimaltenango y de la Arquidiócesis de Santiago de Guatemala, algunos de los sacerdotes formadores del seminario, que también participaron concelebrando la Eucaristía.

Tal como se tiene previsto en el Pontifical y a pesar de estar en Adviento, se cantó el Gloria y aunque no era domingo, se hicieron tres lecturas. Después de la proclamación del EvangelioMonseñor Víctor Hugo Palma, Obispo de Escuintla, se dirigió al Pueblo de Dios congregado y en la homilía reflexionó sobre las palabras del Evangelio, además de urgir sobre la necesidad de más sacerdotes para la Diócesis. También dirigió unas palabras a los diáconos y presbítero que en pocos minutos serían ordenados respectivamente. Comentando el Evangelio proclamado, los asistentes con gran atención, se edificaron con la homilía.

Previo a iniciar el rito de ordenación, con todos los presentes de rodillas viendo hacia el sagrario, los candidatos al sacramento, se postran boca abajo, en signo de humildad, penitencia y de súplica a Dios, mostrando su total disponibilidad y preparándose para recibir la gracia del Espíritu, mientras el pueblo, implorando la intercesión, canta la letanía de los santos orando sobre ellos.

El rito de la ordenación, tiene varios momentos especiales, en donde el obispo reza diferentes oraciones, siendo la central, la oración consecratoria, que junto con la imposición de manos, completan el rito. Al nuevo presbítero, además, el Obispo le unge las manos con el santo crisma, consagrándolas para su ministerio sacerdotal. Otro de los momentos importantes es la toma de las promesa de obediencia y castidad.

El clero secular (a diferencia del clero regular) no hace voto de pobreza, pero solemnemente hacen la promesa de obedecer al obispo actual y a los sucesores, porque debe haber fidelidad y un mismo caminar en el mismo sentido en la Iglesia, además prometen vivir célibes, los sacerdotes son los primeros que tienen que imitar a Jesucristo pobre, casto y obediente, porque el sacerdote es alter Christus u otro Cristo.

A los nuevos diáconos, el obispo les entrega las Sagradas Escrituras, que de ahora en adelante podrán proclamar en la Santa Misa y al nuevo presbítero, le entrega el pan y el vino, como las ofrendas que el pueblo le entregará para que las consagre en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

La homilía de Monseñor Víctor Hugo Palma, Obispo de la Diócesis de Escuintla, la proclamación del Evangelio por el Diácono Misael Gabriel Tartón, de la parroquia Santa María, en Nebaj Quiché, y todo el rito de ordenación del presbítero y diáconos, se pueden escuchar y descargar en el reproductor de audio en la parte superior. El maestro de ceremonias (IGMR 106) fue el Padre Erick Morataya.

Terminada la Santa Misa, Monseñor Víctor Hugo, anunció que a partir de los próximos días, el trabajo pastoral de los ordenados, quedará de la siguiente manera: El Padre Edgar Pablo irá a la Cuasiparroquia San Francisco de Asís, en Tocajate. El diácono Dexther Elías, estará en la Parroquia Nuestra Señora de Concepción. El diácono Gerson Barrios, irá a la Parroquia Santa Lucía Virgen y Mártir, Santa Lucía Cotzumalguapa, el diácono Mario Jolón, servirá en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, Tiquisate.

Antes de la procesión de salida, el Padre Ruperto Marroquín, Vicario general de la Diócesis, el Padre Edgar Pablo y el Diácono Mario Jolón, se dirigieron a la asamblea, agradeciendo el apoyo económico, que a lo largo de los años, los fieles con sus aportes, han ayudado al sostenimiento de los seminaristas, además el agradecimiento fue especialmente, por todas aquellas oraciones que miles de católicos de Escuintla han realizado y que ahora ven la respuesta a todas ellas. Concluyeron invitando a los jóvenes que quieran dedicar su vida al servicio de Dios, a que se acerquen con su párroco y manifiesten su interés por su vocación a la vida consagrada.

Al finalizar la Santa Misa, los asistentes fueron invitados a almorzar, con la comida que solícitamente prepararon todas las comunidades de la Parroquia Nuestra Señora de Concepción y que fue disfrutada por cada uno de los fieles al salir de la Santa Iglesia Catedral de Escuintla.

Sigamos rezando por la santidad de nuestro obispo, sacerdotes y diáconos y para que aumente el número de vocaciones a la vida consagrada en nuestra Diócesis.

*** *** ***

Las fotografías que se tomaron en la Ordenación de presbítero y diáconos de la Diócesis de Escuintla, se pueden descargar a continuación:

Click en cada imagen, para verla en tamaño completo. (Se debe tomar en cuenta que son fotografías en alta resolución y dependiendo de la conexión a internet, puede demorar unos segundos en cargarse completamente)