Ordenaciones diaconales

Con gran alegría, damos a conocer una buena noticia, la Diócesis de Escuintla contará con cuatro nuevos diáconos, que se unen al clero escuintleco, al servicio del Pueblo de Dios.

Estos jóvenes han terminado sus estudios religiosos en el Seminario Mayor de la Asunción, después de completar satisfactoriamente, muchos años de preparación y formación religiosa.

¿Qué es un diácono?

La palabra diácono significa “servidor”, realiza su ministerio al servicio de la Iglesia ayudando al Obispo, quien lo supervisa directamente.

El sacramento del Orden Sacerdotal, tiene tres grados, episcopado, presbiterado y diaconado. Aunque un diácono ha recibido el sacramento, aún no tiene todas las potestades sacerdotales.

El diácono asiste de forma cualificada, al sacerdote, no es un simple ayudante. Por ejemplo, en la Santa Misa puede leer el Evangelio, puede encargarse de la homilía y distribuir la comunión.

Puede además, celebrar los sacramentos del bautismo y del matrimonio, además puede dirigir una Celebración de la Palabra y las exequias cuando se requiera.

Un diácono es un clérigo, por tanto viste como tal, en las celebraciones usa la dalmática, recordemos que la casulla se reserva al sacerdote y aunque pueden ser parecidas, son dos vestiduras diferentes.

Los tres grados del sacramento del Orden Sacerdotal, son explicados en los números 1554 a 1571 del Catecismo de la Iglesia Católica.

San Pedro consagra a Esteban (de rodillas) como diácono de la iglesia de Jerusalén. Fresco de la Capilla Niccolina, Palacio Apostólico de la Ciudad del Vaticano. Detrás y de pie, se encuentran otros seis diáconos ordenados.

Ordenación Diaconal en Escuintla

El día 16 de diciembre, cuando celebramos la feria de la segunda semana de Adviento y recordamos a Santa Adela, en la Santa Iglesia Catedral de Escuintla, serán ordenados diáconos, los seminaristas Walter Alfredo García Roquel, Jairo Marcelino Quibajá Pac, Gil Hernandez Pozo y Eriky Gonzalo Pino Zaldívar, luego de haber concluído sus estudios religiosos y haber realizado trabajo pastoral en diferentes parroquias de la Diócesis de Escuintla.

La imposición de manos y oración consecratoria estará a cargo de Monseñor Nicolás Henry Marie Denis Thévenin, Nuncio Apostólico de su Santidad el Papa Francisco, siendo Monseñor Víctor Hugo Palma, Obispo de Escuintla, como Ordinario de la Diócesis, quien presidirá la Santa Misa, a las 10 de la mañana, acompañado del clero de Escuintla y de los fieles del Pueblo de Dios.

Estamos pues, todos invitados a dar gracias a Dios en la Santa Misa, por este regalo maravilloso para nuestra Diócesis, al contar con nuevos servidores al servicio del Reino de Dios.