Seminaristas Menores 2020

Nuevos seminaristas menores

Nuevos seminaristas menores
Conociendo Nuestra Fe

 
 
00:00 / 6:52
 
1X
 

El segundo domingo del tiempo ordinario, en la Catedral de la Diócesis de Escuintla, fueron presentados, por Monseñor Víctor Hugo Palma, Obispo de Escuintla, seis jóvenes que inician el camino vocacional.

Recordando las palabras de Jesús, «mucho es el trabajo, pocos los trabajadores» (cf Mt 9, 35-38), el Obispo presenta a quienes se integrarán a la Comunidad Vocacional San Juan Pablo II, que aunque aún están terminando sus estudios básicos, ya han empezado el camino que los llevará en unos años, a ingresar al Seminario Mayor.

El diácono Dexther Elías, fue presentando a Monseñor Víctor Hugo y llamando al presbiterio, a los jóvenes y sus familias, que después de bendecir las albas, como signo de pureza y de que quieren seguir al Señor, fueron revestidos con ellas.

Los nuevos seminaristas menores son: Juan David y Nelson (de la Parroquia Santa Lucía Virgen y Mártir), Winston (de la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús), Maiky, Pedro e Imanol (de la Parroquia San Juan Pablo II).

Posteriormente, las vestiduras (albas), fueron bendecidas por el Obispo y los familiares los revistieron con las mismas, que a su vez, nos recuerda las palabras del Libro del Apocalipsis, «vi unos personajes vestidos de blanco» (cf Ap 7, 9) y nos hace reflexionar sobre el día de nuestro bautismo, en que también fuimos vestidos de blanco, significando nuestra relación con Jesucristo resucitado.

Finalmente, a pesar de que el mundo cambia, Jesús sigue haciendo el llamado vocacional y por eso, el Obispo agradeció a las familias que apoyan a estos jóvenes, que inician su camino vocacional. Como en otras ocasiones, también se nos urge a crecer en vocaciones, nuestra Diócesis que es muy extensa, necesita de muchos sacerdotes e invita a los jóvenes que desean consagrarse como ministros ordenados y servir al Señor, a que lo manifiesten a sus párrocos.

Recemos insistentemente, por el aumento de las vocaciones al sacerdocio y por los nuevos seminaristas menores, para que la semilla plantada este día, de fruto abundante en nuestra Diócesis.