Conferencia Episcopal de Guatemala

En relación a la instalación de Planned Parenthood en Guatemala

“Llevan la exigencia de la Ley grabada en el corazón”
(Romanos 2, 15)

1. El día de ayer fue noticia en primer lugar la aprobación y, afortunadamente, la inmediata cancelación por parte del gobierno de la República de la autorización a la organización transnacional Planned Parenthood, muy señalada de promover el aborto, como parte fundamental de su agenda en los lugares donde hace presencia y actividades.

2. Para nosotros como pastores y como Iglesia Católica, la noticia de esta cancelación es motivo de alegría y esperanza porque es una decisión en defensa de la vida humana en sus formas y etapas más vulnerables y dependientes.

3. Reiteramos nuestra postura sobre la defensa de la vida humana desde su concepción hasta su término natural. Esta posición nace del evangelio de Jesús, de nuestras convicciones religiosas, de la antropología cristiana, de la moral de la Iglesia, pero, finalmente, también de la ley natural, entendida por tantos no católicos y también por personas no necesariamente creyentes. La defensa de la vida es innegociable en sus inicios y en su final natural pero como Iglesia reiteramos que la defensa de la vida significa igualmente trabajar en favor de los más pobres, necesitados, marginados y enfermos, para que todos podamos tener una vida digna.

Guatemala de la Asunción, 03 de noviembre de 2020

+ Monseñor Gonzalo de Villa, S.J.
Obispo de Sololá-Chimaltenango
Presidente Conferencia Episcopal de Guatemala

+ Monseñor Antonio Calderón Cruz
Obispo de San Francisco de Asís, Jutiapa
Secretario Conferencia Episcopal de Guatemala