Ante la catástrofe provocada por el Volcán de Fuego

Comunicado de la Diócesis de Escuintla
Ante la catástrofe provocada por la erupción del Volcán de Fuego hacia varios departamentos de Guatemala

“Salva a tu pueblo, Señor, bendice a los tuyos”
Salmo 28,9

A las familias afectadas por la catástrofe
A los comunidades parroquiales y agentes de pastoral
A los amigos de la sociedad e Iglesia en Escuintla
A las autoridades civiles nacionales y regionales
A las personas de buena voluntad en Guatemala

Ante las lamentables pérdidas de vidas humanas, ante los muchos heridos y miles de afectados por la más reciente erupción del Volcán de Fuego, tanto hacia Escuintla como hacia otros departamentos, presentamos a las familias y personas afectadas nuestro sentimiento de cercanía y solidaridad, iluminados por la Fe en el Dios de Jesucristo, Dios de vida y no de muerte, de paz y no de destrucción, siempre dispuesto a socorrer a sus hijos mediante el compromiso de los creyentes en el Evangelio de la Vida.

A todos quienes se han hecho cercanos inmediatamente para darnos fuerza espiritual y ayuda solidaria les comentamos:

  1. La región afectada en Escuintla –especialmente las aldeas de Los Lotes y El Rodeo y varios pequeños caseríos- es una zona densamente poblada por agricultores, trabajadores sencillos y propietarios de pequeños terrenos, como también por productores de café, vegetales y frutas. Todos  han sido afectados pero la misma densidad poblacional ha favorecido la gravedad de la catástrofe, quedando muchos de ellos prácticamente aislados físicamente de apoyo y de su forma de trabajo y vida.
  2. Al momento de emitir este comunicado, la situación de la continuidad de las erupciones aún es incierta: se pide a las autoridades gubernamentales locales y nacionales continuar con los servicios que les son propios, en muchos de ellos se ha percibido prontitud y compromiso ciudadano; ¡que no quede a mitad del camino ni en lo inmediato la atención a tantos miles y miles de afectados en Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez!
  3. Desde la Pastoral Social y la acción caritativa católica diocesana se han tomado acciones surgidas espontáneamente y luego organizadas, percibiendo una situación prolongada por la pérdida de terrenos y casas:
    1. Se han establecido entre otros, tres centros de albergue a quienes han perdido sus casa y propiedades: Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, zona 2 (Padre Gerardo Coter 7884-1782/ 5823-8578), Cuasi Parroquia Santo Hermano Pedro (dependiendo de Catedral de Escuintla, 7888-0170 Padre Walter García 4556-8541) y la misma Catedral Diocesana.
    2. Como centro de acopio especialmente para medicinas, ropa y víveres, sobre todo agua potable: Cáritas Diocesana de Escuintla (7888-0579 caritasescuintla@yahoo.com). Cada parroquia de Escuintla está llamada a servir también de centro de acopio orientado toda ayuda a Cáritas Diocesana.
    3. Para donaciones en efectivo y recepción de recibos autorizados solo a Diócesis de Escuintla (Banco Industrial cuenta Monetaria No. 043-001266-6) rogando indicar la donación, fecha, etc a Secretaría del Obispado Escuintla (7888-0276 en horarios 08.00-12.00 y 14.30-17.00) para envío de recibo propio.
    4. Se establece una colecta especial a recibirse el Domingo 10 de Junio en parroquias diocesanas. En ellas se celebrarán Santas Misas por las víctimas mortales y demás afectados.

Seguros de la Providencia del Señor hacia las víctimas de esta tragedia y de su indicación a todos sus hijos para actuar la Misericordia y “vivir la Fe movida por el Amor” (Gal 5,6) agradecemos de nuevo todo apoyo a los muchos afectados, mientras ponemos bajo la protección de María Madre de la Iglesia, la Inmaculada Concepción, la vida y bienestar espiritual y material de nuestros hermanos.