Oficios de la Santa Cruz - Viernes Santo

Triduo Pascual: Oficios de la Santa Cruz

El Viernes Santo es una de las más representativas y profundas conmemoraciones para los católicos. Es el sexto día de la Semana Santa y en él se recuerda la crucifixión y muerte de Jesucristo.

En este día, la Iglesia católica manda a sus fieles guardar ayuno y abstinencia de carne como penitencia. En este día no se celebra la eucaristía, siendo el único día en todo el año en que no se celebra la Santa Misa.






El Viernes Santo celebramos la «Liturgia de la Pasión del Señor» a la hora nona (15:00 hrs). Por razones pastorales puede anticiparse o celebrarse más tarde, aunque en ningún caso la celebración puede comenzar antes de las 12:00 hrs. ni concluir pasadas las 18:00 hrs.. Los únicos sacramentos celebrados durante este tiempo son el bautismo (en caso de peligro de muerte), penitencia y la unción de enfermos.

El sacerdote y el diácono visten ornamentos rojos, en recuerdo de la sangre derramada por Jesucristo en la cruz. Los obispos participan en esta celebración sin báculo y despojados de su anillo pastoral. Antes de iniciar la celebración, el templo se presenta con las luces apagadas o a media luz. El altar y los laterales se encuentran sin manteles ni adornos, en un lugar preferencia, ha de disponerse un pedestal para colocar en él la santa cruz que será ofrecida a veneración por los fieles.






El comienzo de esta celebración es en silencio. El sacerdote se postra frente al altar, con el rostro en tierra, recordando la agonía de Jesús. El diácono, los ministros y los fieles se arrodillan en silencio unos instantes.

Después de la liturgia de la palabra, se coloca un mantel en el Altar y el celebrante invita a los fieles a rezar el Padre Nuestro como de costumbre. Se omite el saludo de la paz y luego de rezado el Cordero de Dios, se procede a distribuir la Comunión a los fieles con las Sagradas Formas reservadas en el monumento desde el Jueves Santo. La celebración termina sin impartirse la bendición, al igual que en el día anterior ya que la celebración culminará con la Vigilia Pascual.






Al terminar la Liturgia de la Pasión del Señor, la Hermandad del Señor Sepultado, realiza el acto del descendimiento. La imagen de Cristo crucificado, es desclavada de la cruz y de forma solemne es llevada a un sitial de honor. Ésta imagen de Cristo yacente, es ungida por Monseñor Víctor Hugo Palma, Obispo de Escuintla, quien al terminar dirige una reflexión, para finalmente ser expuesta para la veneración por parte de la feligresía.

Puesto que estamos siendo afectados por la pandemia del Covid19, en la Santa Iglesia Catedral de Escuintla, la asistencia y el aforo fue limitado, siguiendo las recomendaciones sanitarias establecidas, para seguridad de todos los fieles católicos. De tal suerte, la imagen no salió en procesión, como tradicionalmente se ha realizado.







Los Oficios de la Santa Cruz y acto de descendimiento


*** *** ***

Las fotografías que se tomaron en los Oficios de la Santa Cruz, se pueden descargar a continuación:

Click en cada imagen, para verla en tamaño completo. (Se debe tomar en cuenta que son fotografías en alta resolución y dependiendo de la conexión a internet, puede demorar unos segundos en cargarse completamente)